lunes, 19 de diciembre de 2011

UN "HÉROE DE EUROPA"

No hay muchos casos en el que los intelectuales del mundo de la cultura alcanzan los puestos más importantes de la política, pero hay algún caso. El más significativo de nuestra Europa actual es el de Vaclav Havel, un dramaturgo que promovió y fue testigo de los dos hechos más trascendentales de la política reciente de su país: Enlacela derrota del régimen comunista y la escisión ejemplar de la antigua Checoslovaquia en dos estados independientes.

Por su fallecimiento en el día de ayer, y como homenaje a su obra, la política y la literaria, hemos extraído un pequeño fragmento de uno de sus discursos en donde descubre la herramienta fundamental de su acción firme y contundente: la confianza.

"La confianza en uno mismo no equivale a la vanidad. Todo lo contrario: sólo las naciones o los hombres seguros de sí mismos, en el mejor sentido de la palabra, son capaces de escuchar la voz de los demás, aceptarlos como iguales, perdonar a sus enemigos y expiar sus propias culpas. Intentemos interiorizar cada uno de nosotros esa noción de confianza, en tanto que individuos partícipes de la vida de nuestra comunidad y en tanto que naciones con un determinado comportamiento en la escena internacional. Solamente así seremos capaces de recuperar nuestro propio respeto, proyectarlo entre nosotros y conseguir el respeto de otros pueblos"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada