lunes, 9 de mayo de 2011

DON QUIJOTE APADRINA NUESTRO COMIENZO

Hoy celebramos el Día de Europa… y nuestra inauguración particular.

No podemos tener mejor “padrino” para este primer viaje por los libros y la cultura europea que el universal Quijote de don Miguel de Cervantes. Hemos seleccionado un fragmento (excepcionalmente amplio para lo que será nuestro blog) con el objetivo de que muestre que la ficción europea tiene una entidad común y propia que viaja en el espacio y en el tiempo. Don Alonso Quijano repasaba historias y leyendas de toda Europa de esta guisa…

Porque querer dar a entender a nadie que Amadís no fue en el mundo, ni todos los otros caballeros aventureros de las que están colmadas las historias, será querer persuadir que el sol no alumbra, ni el yelo enfría, ni la tierra sustenta; porque ¿qué ingenio puede haber en el mundo que pueda persuadir a otro que no fue verdad lo de la infanta Floripes y Guy de Borgoña, y lo de Fierabrás con el puente de Mantible, que sucedió en el tiempo de Carlo Magno, que voto a tal que es tanta verdad como es ahora de día? Y si es mentira, también lo debe de ser que no hubo Héctor, ni Aquiles, ni la guerra de Troya, ni los doce Pares de Francia, ni el rey Artús de Ingalaterra, que anda hasta ahora convertido en cuervo, y le esperan en su reino por momentos. Y también se atreverán a decir que es mentirosa la historia de Guarno Mezquino, y la de la demanda del Santo Grial, y que son apócrifos los amores de don Tristán y la reina Iseo, como los de Ginebra y Lanzarote, habiendo personas que casi se acuerdan de haber visto a la dueña Quintañona, que fue la mejor escanciadora de vino que tuvo la Gran Bretaña. (…)

Si no, díganme también que no es verdad que fue caballero andante el valiente lusitano Juan de Merlo, que fue a Borgoña y se combatió en la ciudad de Ras con el famoso señor de Charni, llamado mosén Pierres, y después, en la ciudad de Basilea, con mosén Enrique de Remestán, saliendo de entrambas empresas vencedor y lleno de honrosa fama; y las aventuras y desafíos que también acabaron en Borgoña los valientes españoles Pedro Barba y Gutierre Quijada (de cuya alcurnia yo deciendo por línea recta de varón), venciendo a los hijos del conde de San Polo. Niéguenme asimesmo que no fue a buscar las aventuras a Alemania don Fernando de Guevara, donde se combatió con Micer Jorge, caballero de la casa del duque de Austria; (…) con otras muchas hazañas hechas por caballeros cristianos, déstos y de los reinos extranjeros, tan auténticas y verdaderas, que torno a decir que el que las negase carecería de toda razón y buen discurso.

Queda inaugurado EURO-PA-LABRA. Gracias a tod@s, sed bienvenid@s

2 comentarios:

  1. Estupenda iniciativa. Que tengáis buen viaje...

    ResponderEliminar
  2. Precioso espacio para el encuentro.
    Enhorabuena.

    ResponderEliminar